Martes, 19 de Mayo del 2020

Cristina del Mastro: 'Lo más importante ha sido garantizar la excelencia académica y la formación integral"

 

Conversamos con la Dra. Cristina Del Mastro sobre el avance y los resultados del proceso de implementación de la educación a distancia en lo que va del ciclo.

Desde el inicio del semestre, la modalidad de educación a distancia nos ha planteado el desafío de modificar temporalmente muchas de nuestras tareas y funciones habituales de docencia, sin dejar de ofrecer la educación de calidad que nos caracteriza. En este proceso, el compromiso y dedicación mostrados por nuestros docentes han sido fundamentales.

¿Cómo se realizó el proceso de adaptación con nuestros docentes?

Como parte del plan de respuesta ante la pandemia de la COVID-19 y el aislamiento social, lo más importante ha sido garantizar dos de nuestros principios clave: la excelencia académica y la formación integral.

Para lograrlo, volcamos nuestros esfuerzos a la capacitación docente, en la que se utilizaron diversos recursos, como el curso autoinstructivo para que los docentes reconozcan la plataforma, y se ejerciten en el diseño y creación de actividades virtuales a través de Paideia. Además, se tomaron medidas adicionales. Se facilitaron microtalleres a través de una serie de webinars para reforzar el conocimiento de la metodología y el uso de herramientas adicionales a la plataforma; se proporcionó la web de recursos, una página pública con contenido (material y herramientas) para la virtualización de cursos; se generó el soporte técnico y pedagógico con tutores que apoyan para resolver dudas sobre la modalidad y los lineamientos PUCP, como es el caso de la Mesa de Ayuda DTI; y se dispuso de apoyo adicional, con ayudantes de docencia, para la gestión de las secciones con más de 40 alumnos y guías de apoyo para el primer día de clase, la semana de inducción y sobre la modalidad en general con el fin de orientar el trabajo en plataforma y evaluación.

Dra. Cristina Del Mastro, vicerrectora académica de la PUCP

¿Cómo se traducen los resultados obtenidos de este esfuerzo?

En lo que va del año, la Universidad ofrece el 85.4% de los cursos de los planes de estudio de pregrado y el 89.9% de los cursos de posgrado en modalidad a distancia. Estamos atendiendo a 23,415 alumnos matriculados en pregrado y a 3,138 en programas de posgrado. Esto es posible gracias al compromiso demostrado por los profesores. En total, son 2,093 docentes con carga lectiva para el pregrado y 624 para el posgrado.

En materia de virtualización, en pregrado se registran 1,314 cursos que se adaptan a la modalidad al 100% y 124 cursos semipresenciales. Es decir, una cantidad de 10,329 horarios de cursos implementados. En el caso de posgrado, son 619 cursos virtualizables y 27 semipresenciales, generando 1,431 cursos-horarios implementados.

¿Cómo lograremos mantener y fortalecer este esfuerzo académico?

Con el objetivo de seguir mejorando, se ha realizado una encuesta a los estudiantes que permitirá identificar oportunidades de mejora en esta primera implementación. También hemos puesto a disposición de las unidades un sistema de monitoreo de indicadores de actualización diaria, que les permite realizar el seguimiento del acceso a la plataforma por parte de docentes y alumnos por curso, con la finalidad de identificar las dificultades e incorporar mejoras. Los docentes cuentan con el acompañamiento de las autoridades de sus unidades académicas y con el apoyo de los tutores a nivel pedagógico.

¿Qué acciones se proyectan de cara al próximo semestre y cómo se fortalecerá la comunicación hacia los docentes?

Se iniciará, en función de los resultados de la evaluación, la mejora de los ciclos actuales y el diseño de aquellos no trabajados este ciclo. Además, se continuará con las fases de capacitación en línea, para reforzar temas de seguimiento y monitoreo de alumnos en la modalidad virtual, y con la evaluación de los aprendizajes.

El Rectorado tiene interés en llegar a nuestros docentes con la información de la gestión académica de nuestra Universidad. Por ese motivo, este boletín fortalece la comunicación que ya existe, a través de los jefes de departamento y decanos, para así darle sostenibilidad a la excelencia académica que nos caracteriza.